Si pudiera
te entregara a ti mi vida
mi alma entera
te enseñaria a vivir
mis versos mi cancion
te sellaria con un beso la razon..

Si pudiera
yo nadara como un pez entre tus venas
si yo pudiera
hoy cambiaria mis sonrisas por tus penas…

No cabe duda
que en tu sonrisa se desnudan mis ternuras
y con tu piel quiero vestirlas de pasion
y de locura…

Si pudiera
viviria cada minuto de mi vida
para mimarte y al fin gritarte que te amo
y que te extraño
y con tu aliento calmar el fuego de este amor
que llevo dentro…

Si pudiera
te llevara a algun rincon cerca del cielo
donde la lluvia y un arco iris se confunden
en un beso
cada mañana tenerte aqui para decirte que te
quiero…

Si pudiera yo nadara como un pez entre tus venas…

No cabe duda…

Cristian Castro

Anuncios

Tras el ventanal,

gotitas de fina lluvia,

caen casi invisibles a mis

Ojos…

 

Calor de hogar,

leños que arden abrazados,

humo ligero en la chimenea.

 

A kilómetros de distancia

desamparada, agarrando

mis sentimientos,

esa maravillosa aventura

entre dos fuegos 

Sobre mis manos,

un libro, en sus páginas

unas hojas entrelazadas secas,

recuerdos de felicidad

me sobrecogen.

 

Letra tras letra,

palabras enteras,

las más hermosas,

atraviesan mi garganta,

entre suspiros…te nombro.

 P.M

Ten mi cuerpo amoratado,

golpeado,  ensangrentado,

hoy llegó ese día que tanto has buscado.

Fui para ti,  válvula de escape,

con quien pagabas tus fracasos,

y tus locuras de copas.

Hoy en este rincón, en mi tristeza,

veo pasar ante mis nublados ojos,

el recuerdo de juventud añorada,

con el  poco presente que me queda.

Dañándome las heridas…

Esas que arrastran mi cuerpo,

en mis ilusiones olvidadas.

agarrándome  a un saliente de recuerdos,

momentos de felicidad truncados,

por el sabor de la muerte temida.

Escucho tu voz lejana,

dejando atrás el hilo de la vida,

perdiéndose entre mis manos…

Me duele…me duele…me duele.

Has cavado mi fosa,

la cubrirás de tierra negra,

dentro fría y sin vida,

quedo, sin consuelo.

En la más triste oscuridad,

en la niebla, hacia el otro lado,

que corta el camino.

Se va yendo la luz de mis ojos,

sin mirada ni esperanza,

perdiendo el aliento.

Sin poder hacer nada por evitarlo,

ausente y distante mi corazón debilita,

sueños sin forma flotan en las heridas

secas.

La triste realidad me arropa abrazándome,

meciendo mis últimos minutos,

un nudo en mi garganta se deshace,

¡ Muero… muero …muero…!

Mi tiempo enmudece el  miedo,

escalofríos recorren mi cuerpo…

la profundidad  de lo desconocido.…

P.M

INTRODUCCION

Hoy vengo a decirte adiós,  saltarme las reglas de esta mi última humillación, despedirme de tantos años de maltrato, de ser tú dominante, autoritario, dictador, etc.

Siento el vacío de mi vida, pocas fuerzas me quedan, he sobrevivido a los años en común, hoy no puedo mas, intentando huir de una realidad imposible de sobrellevar, me siento sola cansada no tengo ganas de seguir, quizás no sirva para nada, esa lección la tengo bien aprendida grabada en mi mente desde el amanecer hasta las noches de insomnio en la triste realidad.

Tiemblan mis manos sobre el teclado, en la inmensidad de un vacío, no hay lágrimas por salir, ya lloré.

Hoy cuando salí, noté que te  acercabas, y con tu mano firme, me clavaste la muerte, en mis entrañas tú única salida, tu cobardía.

P.M.



Vientos fríos arrecian,

susurran palabras,

en la larga espera.

destinos inciertos, un  abismo,

sin sentido.

 

Recorrer el camino,

del viaje de la vida

va dejando una huella profunda.

 

Pintada en tinta negra mágica,

los senderos helados,

sembrados de angustias y dudas.

 

Al hilo de los años,

un corazón desolado,

mi otra mitad…vació.

 

P.M

Cuando apenas contaba diez años,
recuerdo que mi madre me llevo por
primera vez al cementerio, era el día
de Todos los Santos, mis hermanos mayores
y yo la pequeña por aquellos entonces. 

Ante mí, una impresionante reja negra
muy grande, abierta de par en par, mi
madre me cojió de la mano; ¡ No te
separes de mí, me dijo ! Yo apreté, aún
más mi pequeña mano a la suya.

Recuerdo, la gente, que iban y venían
cargadas de flores, grandes ramos en
los brazos, yo con mi mano a la de mi
madre, andabamos por las calles del
cementerio, era como si fuese un pueblo,
calles, lápidas en las paredes, en el suelo,
farolas, un pueblo silencioso, cipreses altos
rodeaban el lugar…..

Recuerdo aquel olor a flores, rosas, claveles,
azahar, jazmines, tulipanes , el olor a velas que
iluminaban con una tenue luz dentro de unos farolillos
al lado de cada lápida.

Por fin llegamos a nuestro destino, la lápida
de mi abuela materna, en la tierra, fria
con sus flores, con sus farolillos y silenciosa
allí descanzaba mi abuela, dos lágrimas
cayeron de mis ojos……

Recuerdo cuando me cojía mi abuela
en brazos y me cantaba para dormirmé,
y ahora era ella la que dormía para
la eternidad, que es solo lo que
sigue y comunica con lo terreno…

Recuerdo que cuando salí de aquel
lugar extraño, le pedí a mi madre
que me llevará cada año, cada uno
de noviembre.

Y ahora en el presente soy yo quién
llevo a mi madre cojida del brazo,
al pueblo santo, pueblo silencioso,
pueblo donde se vive para la
eternidad, el pueblo de los nombres
letras del amor, con olor a flores.

P.D. Recuerdo a mi abuela. Abuela
ahora soy yo quien canta a mis hijas
para dormirlas, algún día yo también
dormiré para la eternidad.

P.M

Sin buscarte, te encontré

así calladamente me recibiste,

entre puntos y comas te
halle,

entre versos ocultos y
rimas…

 

Eres una caricia al
amanecer,

una brisa sin tiempo,

una boca que susurra los
te quieros

mas hermosos…

 

Eres Luz, entre mi

sombra…

 

Tú mirada me dice todo, y
mas que calla

eres lo que nunca imagine
encontrar,

 tu sonrisa me llama,

 me acaricia mis tardes
contigo…

 

Somos parte una historia ,


una leyenda,

de dama y caballero,

tu, mi escudo

yo la lanza,

siempre en la misma
armadura,

afrontando las guerras,

internas…de la sin razón

de este nuestro
amor……..

 

Te amo………Eres lo que
siempre he anhelado,

y llegas a mi, entre puntos
y comas,

versos y rimas…

  P.M